Eligiendo sentimientos

Siempre me han gustado los libros. En un principio abría sus portadas durante el trayecto de un viaje, quizá por falta de tiempo, quizá por falta de interés. La soledad me llevó a platicar con más con ellos, para escuchar todo lo que tenían que decirme, en ellos encontré refugio, cerré mis pensamientos agobiados por el estrés. Viajé en el mar de todas sus palabras, hasta que me di cuenta de la estrecha relación que había entre ellos y yo.

Ahora esas conversaciones se han convertido en un espacio permanente para recibir, escuchar, comprender y  liberarme del miedo, de la tristeza, ira o incertidumbre que constantemente suelen atacarme como ser humano que soy.

Compartir experiencias de vida, pasos que me conectan en ese silencio que suele hablar directo al alma en espacios que yo llamo pensamientos vividos.

Como seres humanos nacemos libres de ataduras, nos empuja la energía de amor y la compresión, estamos ligados a mamá, sintiendo sus emociones desde el vientre materno. Ese amor que admira, acoge, comprende, perdona, que nos conecta unos con otros; sin embargo poco a poco con los estatutos sociales se nos llena de prejuicios, se nos condiciona, haciéndonos olvidar nuestra esencia maravillosa de amar y ser amados.  ¡Cómo no ha de serlo! Si el miedo a ser lastimados o la tristeza nos llevan a sentir el amor lejos de nosotros, creando un ciclo de negatividad a nuestro alrededor.

Observar el medio en el que nos movemos es esencial, ¿A quién hemos elegido que nos acompañe en nuestro viaje llamado vida? ¿Cuáles rostros vemos día a día intercambiando sentimientos por medio de miradas o gestos? ¿Qué frases llenan nuestro día para que alimenten nuestra armadura o bien nos ayudan a reconocer ese amor que brilla cual diamante dentro de nuestro corazón?

 Tener el poder de elegir lo que nuestros oídos escucharán, lo que nuestros ojos verán es esencial para que de manera integral nuestro ser sienta de forma diferente. Son ya muchos los estudios que hablan de cómo el estrés impacta negativamente en nuestra salud, y como negarlo después de ver como reacciona nuestro cuerpo ante el enojo, con un impacto en el estómago o en la garganta. La tristeza acapara nuestra energía. Esos pensamientos plagados por control, provocan los no deseados dolores de cabeza.

Ser conscientes de nosotros mismos, nos lleva a ser libres. Al escuchar nuestras palabras, la fuerza que llevan, los objetivos que llevan entre sus letras, leer aquello que nos abra el corazón, nos aleje de la competencia entre nosotros mismos, y por el contrario recordar como nos conecta nuestra propia naturaleza. Toda lectura tiene un impacto en nuestro ser, deja huella sobre nuestras percepciones y por lo tanto nuestras acciones. Una simple lectura nos puede ayudar a levantarnos el ánimo o sentirnos derrotados en palabras que resuenan  de acciones contrarias a nuestra naturaleza.

Escuchar es parte esencial dentro de nuestro interior, y para prueba basta con pensar que tipo de canciones escuchamos y que impacto tienen sobre nosotros, en qué o en quiénes pensamos. Procesar las palabras puede parecer una acción casi desapercibida pero se adhiere con fuerza a nuestras creencias ya de por si impuestas.

El ver y escuchar nos lleva directamente a comunicarnos. Hablamos sobre lo que hemos experimentado, lo que nos ha tocado internamente.  En ocasiones hablamos sin ser conscientes de nuestras propias palabras, dejando a su vez impresiones en otras personas que continuarán con este circulo de vida.

Crecemos día a día, sin importar la edad que tengamos, crecemos en cuerpo y mente. Dejamos atrás lo que fuimos, para continuar con la expansión de nuestro ser. En cada uno de nosotros está la elección de los pasos y decisiones diarias.

Hay quienes hablan de romper la rutina; sin embargo esos hábitos que tenemos pueden ser la base de nuestra fortaleza interior que nos lleva a sentirnos plenos, encaminados a una paz espiritual que se reflejara en nuestro bienestar corporal.

Es el propio corazón quien nos lleva a descubrir la magia con la cual nacimos llamada amor.

15 ideas para fortalecer sentimientos que fomenten amor y comprensión.

  1. Busca un motivo diario para agradecer.
  2. Habla de tus sentimientos con las personas que amas. (diles cuánto y porqué los quieres)
  3. Lee un buen libro que motive tus sentimientos empáticos con las demás personas.
  4. Comienza tu día con canciones que te animen y motiven, escucha la letra.
  5. Busca películas que te hagan reír sanamente,  o bien te lleven a fortalecer la sentimientos de amor, ayuda y comprensión. Evita violencia extrema o sin sentido.
  6. Comenta con tus seres queridos alguna película o libro que te haya gustado, buscando aquellos pasajes que te tocaron de forma especial.
  7. Busca un momento en el día a solas, enciende una vela, y disfruta de tu bebida favorita. (Mantén tu celular alejado)
  8. Haz ejercicio. Caminar en algún parque o lugar con árboles te llenará de energía positiva.
  9. Juega con tu mascota.
  10. Llámale a un ser querido solo para saludarlo.
  11.  Comparte juegos manuales o destrezas físicas con tus hijos.
  12.  Evita el exceso de noticias negativas.
  13.  Comparte tus alimentos con tus seres queridos o compañeros de trabajo.
  14. Escribe sobre ti y tus sentimientos en un diario.
  15. No le temas a estar solo, comparte tiempo contigo mismo.
Anuncios

9 comentarios en “Eligiendo sentimientos

  1. Me gusta tu estilo para escribir Lillián. Muy diáfano. Felicidades.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias! Me da gusto que disfrutes de la lectura. Saludos!.

      Me gusta

  2. Me encantó! Gracias por compartir

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por tomarte el tiempo de leerlo! 🙂

      Me gusta

  3. Muchas gracias por compartir!!!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias Jorge por tu tiempo para leerlo. Saludos

      Le gusta a 1 persona

  4. Me encantó. Me quedo con la idea #1, de ahí fluirá todo positivamente para realizar las actividades diarias. Agradecer es motivante, da energía.

    Le gusta a 1 persona

    1. Así es Claudia, agradecer es el primer paso para valorar y de esa manera disfrutar nuestro presente. Gracias por darte el tiempo de leerlo. Saludos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close